Salvemos nuestro planeta Nuestro comportamiento ante el medio natural decide el equilibrio del medio ambiente, por lo que debemos ser respetuosos ante la vida y preservar las reservas de energía. Para conseguir nuestro objetivo sólo tomaremos de la naturaleza lo que decidamos como imprescindible de lo que nos puede aportar, respetando así lo que se denomina “equilibrio ecológico”, ya que en el momento en el que ese equilibrio se rompa, el ecosistema quedaría tan afectado que muchas de sus plantas y animales podrían desaparecer. Parte de la solución está dentro de cada uno de nosotros: consumir sólo lo necesario.