El manejo de la vía aérea (VA) representa un desafío mayor en la práctica médica y se basa, dependiendo de la complejidad del caso, en la utilización de diversos dispositivos y realización de procedimientos, que requieren conocimiento y práctica en su uso.