La ciencia ayuda a conocer mejor el mundo que nos rodea; también las ciencias hacen preguntar e investigar sobre todo aquello que sorprende y da curiosidad. Para hacer ciencia y aprender sobre estas interrogantes, hay que ser un buen observador, esto significa estar atento de lo que sucede.